LA IMPORTANCIA DE LAS COMPETENCIAS EN EL CURRICULUM

Tenía pensado un post muy diferente sobre competencias, relacionado con la definición de perfiles, pero una conversación virtual en Bebee con Cristina BallesterPatricia Castaño comentando un buzz, han hecho que cambiara el rumbo del post.

"Se contrata por curriculum y se despide por competencias", decía una de mis recientes responsables en una reunión. Y creo que no le falta razón. La primera toma de contacto y contratación suele estar relacionada con tus estudios, tus puestos de trabajos anteriores, pero no tanto en lo que sabes hacer como consecuencia de todo ello, y de tu experiencia vital (que incluye aficiones, familia, hábitos personales).Sin embardo, el despido generalmente es por lo qué haces y cómo lo haces: tus competencias.

Foto: Pexels


Hasta del curriculum más flojo y de la persona con menos experiencia, se puede sacar un listado de competencias aplicables al trabajo. El caso es rascar hasta que demos con ellas. Todos tenemos algo que hacemos bien. Todos desarrollamos competencias y las aplicamos en el día a día, pero en ocasiones no somos conscientes porque lo tenemos interiorizado como algo normal.
En nuestra vida familiar, en hobbies como deportes, aficiones...podemos extrapolar capacidades como el trabajo en equipo, la disciplina y la constancia, la organización, motivación, etc. y si no tenemos a nadie que nos lo haga ver así, no lo "vendemos" en un proceso de selección como tal. De ahí la importancia de la orientación laboral.
Hay muchas situaciones que son similares en estructura (que no en contenido) con problemas laborales, y las "herramientas" para solucionarlas están ahí, delante de nuestras narices. Solo hay que extrapolarlo al mundo empresarial.

En un vídeo que circula estos días por las redes, se muestra a una trabajadora, que ha tenido un parón en su vida laboral por ser madre y que quiere reincorporarse al mundo laboral. El problema es ese parón que las empresas no justifican, hasta que le da la vuelta y decide mostrar las competencias que adquirió como consecuencia de la maternidad. Y la cosa cambia.
En este ejemplo, la persona se dio cuenta por si misma de que tenía que cambiar el enfoque en las entrevistas, pero otras personas no lo tienen tan claro y necesitan ayuda de un orientador, coach o un amigo.Simplemente alguien que saque esas competencias que a veces tenemos delante y no vemos. Los árboles no nos dejan ver el bosque, ¿no?


Aquí dejo el vídeo:


Buena semana! 😊


Comentarios

  1. Es cierto que solo parece importar el trabajo externo, por cuenta ajena, y nos olvidamos de lo mucho que forma la vida, las relaciones humanas, las dificultades del día a día y del ámbito doméstico, las aportaciones culturales y sociales que provienen del entorno social en el que nos movemos en el tiempo libre y de ocio, etc. etc. Por contra, es a veces en el trabajo cotidiano y por cuenta ajena, si no está bien organizado, programado y dirigido, donde uno corre el riesgo de adocenarse y de convertirse en robot. ¡Incorporaremos la vida también a nuestro curriculum!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, así vivimos, así trabajamos..un abrazo!!

      Eliminar
  2. Creo que la mayoria de los despidos lo son por intereses propios de las empresas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cierto, es raro que haya despidos por intereses de los trabajadores,...gracias por comentar ladoctorak, seas quien seas :-)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¡APROVECHA BEBEE PARA TU BÚSQUEDA DE EMPLEO!

EL 8º CORUÑA BLOGGERS SE SALIÓ